Archivo de la categoría: organizadores previos

Diseño de POOCs

De acuerdo a Zapata-Ros (2016), se pueden diseñar Cursos Abiertos en Línea Personalizados o POOCs por sus siglas en inglés, en el curso actual que coordina desde la Universidad de Alcalá de Henares, los participantes realizamos la primera parte del proceso de diseño y se presenta a continuación un ejemplo, que incluye el organizador previo.

Diseño, construcción y desarrollo de un Curso abierto en línea con ambientes flexibles.

Parte I.- Construcción del epítome y de los objetivos

Presentación

Estimados compañeros, en este módulo 3, corresponde definir el epítome y los objetivos del curso que diseñaremos. Para ilustrar el proceso a seguir, presentamos un ejemplo de matemáticas.

imagen-mate

Parte I del diseño:

Construcción y desarrollo de un Curso abierto en línea con ambientes flexibles para aprendizaje de operaciones básicas con números enteros, sus propiedades y jerarquía.

Se describe y justifica cada paso del proceso realizado para esta Parte I-actividad B.1, poniendo en la siguiente actividad, o sea, la actividad B.2, el diseño resultante para esta primera parte.

Para llevar a cabo esta parte del diseño, se nos proporciona el documento base, que propone un proceso con 3 etapas.

Proceso propuesto para el diseño y la creación de un curso:

  1. Objetivos y epítome.
  2. Construcción de unidades.
  3. Construir la guía docente de la unidad.

En este caso particular, se trata de diseñar una intervención formativa, constituida por una unidad didáctica, para aprendizaje de operaciones básicas con números enteros, sus propiedades y jerarquía.

Atendiendo a lo que recomienda Zapata-Ros (2016), se tratará de concluir el DI, para la unidad formativa seleccionada, tal y como se usará en la práctica y siguiendo las indicaciones del documento base. Es decir, como una guía instruccional para los asesores y como elemento de organización docente y gestión del aprendizaje de la unidad seleccionada. Así mismo, servirá como elemento de evaluación formativa.

Iniciamos con la introducción, en la cual señalamos las cuestiones previas respecto a la unidad formativa a diseñar. Recordando que la característica de ambientes flexibles, está proporcionada y fundamentada por la combinación de estrategias y opciones metodológicas y de escala, elegida para el apoyo pedagógico. Donde en un extremo, se tiene al MOOC como una opción de escala, que solo proporciona ayuda general y en el otro extremo está la opción de “Mastery learning” tutorada (Zapata-Ros, 2016), con algo parecido a la asesoría personalizada. En este caso, la introducción queda como se muestra a continuación.

Introducción

Para nuestro propósito, se pretende realizar un diseño “Mastery Learning” tutorado, en que el TA verifica el dominio de las tareas, y el estudiante no puede pasar al siguiente nivel si aún no domina las competencias del nivel actual, y que en este caso, se relaciona con las operaciones básicas con números enteros. Así que partimos de ese objetivo. Por lo tanto, en la guía docente especificamos los criterios de evaluación de las competencias, que servirán al TA, para verificar que el estudiante posee el nivel de dominio para aprobar la unidad formativa cursada.

  1. Respecto al determinante papel del docente, se enfatiza su papel en esta etapa de DI, atendiendo a la caracterización que hace Zapata-Ros del tipo e influencia del docente en un curso en línea.
  2. Es muy importante considerar aquí lo que señala el profesor Zapata acerca del trabajo de los profesores instructores (educativos), respecto a que ha de realizarse con la participación y la implicación de todos los actores docentes en las cuatro líneas de desarrollo ya vistas. Es decir:
  3. a) Conocimiento y análisis de las teorías existentes tanto del aprendizaje como de diseño instruccional y secuenciación de contenidos.
  4. b) Aplicación a la práctica de estas teorías y fundamentos, en la creación y ejecución de actividades de enseñanza y aprendizaje,
  5. c) Utilizando técnicas de diseño instruccional, secuenciación de contenidos y demás.
  6. d) Regulado y autoevaluado en feedback mediante la evaluación formativa, que sea útil al estudiante para la regulación de su aprendizaje y desarrollo de habilidades de aprendizaje autogestivo e independiente.

Todo lo anterior esquematizado como propone el profesor Zapata y que se muestra en la figura 1. Las fases son consecutivas en el tiempo, como lo muestran las fechas azules, mientras que las componentes operan en todo momento en el curso. Por ejemplo, las actividades, la tutoría y la evaluación, son preeminentes u operativas en todo momento.

 

Figura 1. Relación de las líneas de desarrollo de cursos en línea. Fuente: Zapata-Ros (2016)

Ahora iniciamos el proceso de diseño y creación del curso

Definición de los objetivos y epítome de la unidad formativa: “Operaciones básicas con números enteros, sus propiedades y jerarquía”.

Definición de objetivos: Cada una de las cosas que los alumnos deben saber o deben saber hacer, constituyen los objetivos de la unidad para operaciones básicas con números enteros. Y es lo que da sentido a todo lo demás

  1. Objetivos de conocimiento (conceptos y propiedades de las operaciones, aspecto epistemológico y conceptual)
  2. Objetivos de ejecución (competencias matemáticas: saber evaluar expresiones, y realizar las operaciones aplicando sus propiedades y jerarquía, aspecto procedimental)

Formulando los dos tipos de objetivos anteriores, de forma que sean evaluables, o de que se desglosen en otros objetivos evaluables, formulamos simultáneamente,  formas de conseguirlos , de manera que sea posible establecer en sus distintos grados: Comprensión, adquisición y dominio.

Por ejemplo, si se evalúa los objetivos de conocimiento para el concepto “valor absoluto”, en el grado de comprensión, el objetivo puede redactarse como:

“el estudiante comprende que el valor absoluto de un número es la distancia que hay entre este y el cero”, mientras que para el grado de dominio, el objetivo podría redactarse como:

“el estudiante comprende que el valor absoluto de un número siempre es un número positivo”

Construcción del epítome.- El epítome debe ser adecuado para que el título de la unidad constituya un desglose del concepto global y signifique un acercamiento y una aportación en su consecución. En este caso, el epítome ya se especificó antes como: “Operaciones básicas con números enteros, sus propiedades y jerarquía”

Por último los objetivos deben ser tales que posibiliten una secuencia de entrega de materiales que progresivamente acerquen a su consecución.

Objetivos de conocimiento (conceptos y propiedades de las operaciones, aspecto epistemológico)

  • Conocer las propiedades de las operaciones de suma, resta, multiplicación y división con números enteros. Es decir, asociatividad, conmutatividad, distribución de la multiplicación sobre la suma o resta, inverso aditivo, inverso multiplicativo y elemento neutro.
  • Conocer la jerarquía de las operaciones con números enteros. Es decir, saber que tanto los paréntesis, así como la multiplicación y la división, tienen prioridad sobre la suma y la resta.

Objetivos de ejecución (saber realizar las operaciones aplicando sus propiedades y jerarquía, competencias matemáticas)

  • Realizar las operaciones con números enteros aplicando las propiedades asociativa, conmutativa, distributiva, así como elemento neutro, inverso aditivo y multiplicativo.
  • Realizar las operaciones con números enteros en el orden indicado por la jerarquía de operaciones.

La Unidad Didáctica (UD) es una unidad de evaluación y de autoevaluación. Utilizamos la técnica de Mastery learning, por lo que el alumno no pasará a la unidad siguiente si no ha demostrado el dominio de las tareas que constituyen la unidad actual.

Por lo anterior, los contenidos incluyen ejercicios de autoevaluación y coevaluación, los primeros ayudarán al estudiante a determinar lo que ya aprendió y lo que aún le falta por comprender.

Por otro lado, los ejercicios de coevaluación, permiten al estudiante aclarar conceptos que creía dominar, pero aún le falta practicar y comprender bien. Esto porque al evaluar el trabajo de su compañero, se percata de los errores cometidos por este y a la vez se percata de lo que en realidad entendió y lo que no entendió todavía.

Para la construcción de las unidades didácticas o UD correspondientes a la unidad formativa, nos será de gran utilidad lo visto anteriormente acerca de las técnicas de secuenciación de contenidos y en particular, los organizadores previos.

Para la unidad formativa actual “Operaciones básicas con números enteros, sus propiedades y jerarquía”, se muestra el esquema en el siguiente post, en que se realizará la construcción de unidades a partir de la definición de objetivos.

Sin embargo, antes de realizar la construcción de unidades, revisaremos primero el documento recomendado por el profesor Zapata, para la definición de objetivos en la actividad B.2, es decir:

Actividad B.2

Definir los objetivos, o logros o competencias o resultados del aprendizaje ( learning outcomes). Buscar y estudiar documentación sobre el tema. Recomiendo el documento

Guía de apoyo para la redacción, puesta en práctica y evaluación de los RESULTADOS DEL APRENDIZAJE. Coordinado por Carmen Vizcarro, y publicado por ANECA. http://www.aneca.es/content/download/12765/158329/file/learningoutcomes_v02.pdf

Un clásico es  Driscoll, M. P., & Driscoll, M. P. (2005). Psychology of learning for instruction. http://ocw.metu.edu.tr/pluginfile.php/9013/mod_resource/content/1/driscollch10%20(1).pdf

  1. Construir la guía docente de la unidad.

Aquí se incluyen notas que sirven para un ajuste posterior de la unidad diseñada, aspectos relevantes a tomar en cuenta tanto por otros docentes como por el mismo docente que diseña ahora esta unidad de intervención. A este respecto, Zapata-Ros recomienda

“Lo normal, e incluso lo indicado, es que desee incluir sus notas sobre cada unidad en un documento. Para usted mismo en futuras ediciones, o para esta, para tenerlo como referencia en las siguientes unidades. E incluso como medio de comunicación con sus colegas del mismo curso, de igual forma que a usted le gustará tener los documentos análogos de ellos para poder utilizar lo que ven, no repetir contenidos, ajustar sus enfoques con ellos, y tenerlos presentes en las reuniones de coordinación docente. Estos documentos son las guías docentes.” (Zapata-Ros, 2016).

Atendiendo a las recomendaciones anteriores,  incluiremos notas informativas pertinentes que nos servirán para recordar el porqué de tal o cuál organización, selección de contenidos, elección de una estrategia específica para presentación de contenidos y gestión del aprendizaje, diseño de las diferentes actividades  de aprendizaje, práctica, evaluación, autoevaluación, coevaluación, etc.

Otra recomendación de Zapata-Ros (2016) es la siguiente:

“En cada guía debe también, porque  es útil, explicitar sus expectativas y los objetivos individuales de aprendizaje. Pero también cómo puede evaluar si los estudiantes han logrado sus objetivos. Los criterios y métodos de evaluación. Los recursos que utiliza, comentando en qué ambiente y con qué ayuda los utiliza, incluyendo enlaces con las actividades —que es otro apartado imprescindible de la guía docente— y de aquellos y de estas con la evaluación y con los objetivos. Es muy importante tener anotaciones sobre cómo hacer las evaluaciones para asegurar el dominio de las tareas y la consecución de los objetivos. Y con el progreso general en la asignatura. Incluir criterios de evaluación detallados, que nos indiquen la progresión en la ejecución de las tareas para llegar al dominio en al menos tres niveles: Comprensión, asimilación, dominio, así como criterios para asegurar la consecución de cada uno”. Esto ya se ejemplificó arriba para el epítome establecido.

Hasta aquí la actividad B.1 para continuar con la actividad B.2.

Bibliografía:

Zapata-Ros (2016). Diseño, construcción y desarrollo de un Curso abierto en línea con ambientes flexibles. Parte I.- Construccción del epítome y de los objetivos.